Diseño

Cómo Transformar el Texto en Algo Visual

Escrito por el .

Todos hemos oído la frase “una imagen vale más que mil palabras”. Es cierto. Los humanos son criaturas visuales. De hecho, de acuerdo con este estudio publicado en el American Journal of Ophthalmology, el 50% de nuestro tejido neuronal está, de algún modo, relacionado a la visión. Eso es la mitad de nuestro cerebro.

En el pasado, el procesamiento visual veloz marcaba la diferencia entre vida y muerte para nuestros ancestros -necesitaban poder distinguir entre un predador y una presa, evaluar terrenos, y decidir qué frutos se podían comer. Ahora, en los tiempos y ciudades modernas, no necesitamos estar alertas a ataques de tiranosaurios, pero la habilidad para procesar y reaccionar a imágenes rápidamente sigue firmemente fijada en nuestros cerebros.

Es importante aprovechar este conocimiento al diseñar, ya que te diferenciará de otros diseñadores. Las infografías son piezas visuales de contenido que necesita ser comprendido y consumido de forma muy rápida. Si un lector no puede ojear rápidamente una infografía para decidir si es interesante o no, dejará de prestar atención y se concentrará en otro contenido más atractivo.

Por lo tanto, deberías minimizar la cantidad de texto y maximizar la de elementos visuales. De hecho, un grupo de neurocientíficos del Instituto Tecnológico de Massachusetts descubrió que nuestro cerebro puede identificar imágenes que haya visto por al menos 13 milisegundos. Utilizar imágenes, figuras, e íconos logra que la infografía sea atrapante y memorable.

Tuve el honor de hablar con nuestros fantásticos diseñadores y lograr una comprensión muy útil sobre este tema, así que hoy aprenderemos cómo deshacernos de tanto texto y lograr algo más visual.

Cómo Alejarnos Del Texto y Llegar a lo Visual

Diseñar un contenido basado en imágenes no es fácil. Muchos productores de contenido usan texto como el medio predeterminado de compartir información ya que es descriptivo y fácil de manejar. Sin embargo, como ya mencionamos, las imágenes son mucho más poderosas.

El primer paso es utilizar íconos e imágenes, ya que pueden ayudarte a contar la historia con emoción e impacto. Volviendo a nuestra primer oración, las imágenes valen más que mil palabras. Tu trabajo es asegurarte de que cuenten las mil palabras CORRECTAS. El elemento visual que elijas debe relacionarse con el tema, la tipografía y otros elementos visuales de la infografía.

Digamos que estás diseñando una infografía para promocionar una película de terror casera. El uso de imágenes oscuras y tenebrosas como fondo, la tipografía y los colores permiten crear un sentimiento de pesimismo y desesperanza.

ejemplo lugubre

Ahora, cambiemos la imagen de fondo y agreguemos algunos íconos.

Poster Tren

Agregamos imágenes e íconos, pero no tienen sentido. No hay relación entre el tema, el esquema de colores, o la tipografía del diseño, por lo que luce ridículo.

El segundo paso, que creo que es de gran importancia, es utilizar el encabezado para que le hable a la historia. Un gran título permite al lector comprender sobre qué trata la información y minimizar el cuerpo del texto.

Este es el bloque introductorio de una infografía sobre la que trabajamos hace unas semanas para el artículo Cómo Transformar un Texto en Una Atractiva y Elocuente Imagen.

Parental Education Header

Al crear una combinación de título/subtítulo super descriptiva, nos disponemos a tener éxito. No hay necesidad de ser super descriptivos en cada punto, ya que el lector conoce el tema principal de la infografía.

El último paso, que está estrictamente relacionado al segundo, es solo utilizar el cuerpo del texto para desarrollar puntos claves. Esto explica algo que de otra forma no podría haber sido transmitido con imágenes o íconos. Demasiado texto arruina la ventaja del elemento visual – ya sean imágenes vectoriales o fotografías.

Un consejo rápido: evita repetir lo que ya se comunicó en el título.

Adoptar Elementos Visuales: Los 3 Secretos Principales

La utilización de elementos visuales es una habilidad difícil de dominar. Sin embargo, como un no-diseñador que a veces diseña, he descubierto tres secretos o consejos que me ayudan todos los días cuando diseño infografías, anuncios o sitios web.

No necesitas convertirte en un verdadero experto. Si comprendes estos conceptos ya tienes el 80% listo. Veamos.

Espacio en Blanco

El espacio en blanco es la primera dama del diseño. Aunque muchas veces sea dejada de lado, es de suma importancia. La proximidad adecuada y equilibrada entre elementos visuales brinda suficiente espacio en blanco para evitar el desorden en el diseño. Previene al lector de sentirse abrumado y, en general, le concede suficiente espacio para “respirar” entre contenido y asimilar la información que deseas comunicar.

Un espacio en blanco apropiado entre los elementos visuales le permite a los usuarios concentrarse en comprender cada elemento de forma separada.

¿Recuerdas la narración por medio de la jerarquía? Dejar que los usuarios se concentren en los elementos correctos los guía a través de la historia que deseas contar y el espacio en blanco apropiado te ayuda a hacerlo perfectamente.

Alineación

No hay nada más perturbador que un diseño desalineado. Es incómodo de mirar. Veamos.

Como puedes observar, la alineación mantiene la pulcritud de la información y contenido. Sin alineación, el diseño sería potencialmente desordenado (o imperfecto, ¡lo que puede molestar a muchos perfeccionistas!), y el desorden aleja a la gente. Además, mientras una alineación mantiene al texto claro, también ayuda a aumentar la legibilidad al mismo tiempo, lo que significa una barrera menos para que los lectores accedan al contenido.

Para ayudarte, nuestra herramienta para diseñar infografías posee un asombroso componente: la función de alineado instantáneo de Piktochart guía a los usuarios para ayudarlos a alinear los elementos visuales para mantener la composición y el diseño organizados. ¡Simplemente selecciona una figura o icono por medio del editor y observa cómo es guiado hacia el centro del lienzo!

Coherencia

Mientras cada elemento visual cumple un rol al contar una historia visual, es importante ser continuo. Ser coherente a lo largo del diseño visual ayuda a narrar la historia sin obstáculos.

Elementos fuera de lugar alejarán a los lectores de la experiencia y tendrán un impacto sobre su concentración al acceder al contenido. Ya hemos descubierto esto en la primer parte de este artículo cuando comparamos los dos afiches de películas. Uno alcanza su objetivo y el otro es ridículo.

Cuanto los elementos visuales coherentes ayudan efectivamente a contar historias, los textos dejan de ser los únicos medios para hacerlo. En lugar de eso, brindan mayor fuerza a las imágenes.

Si estás buscando algunos consejos sobre la coherencia, ¡nuestro último post Consejos Para un Diseño Pulcro: Cómo Elegir Íconos y Textos, y Mantener la Coherencia es perfecto para comenzar!

Ahora que sabes lo necesario para deshacerte de tanto texto y lograr algo más visual, comienza a implementarlo en tu propia infografía. Si quieres, ¡compártelas con la comunidad Piktochart en los comentarios! Nos encantaría verlas y ofrecer una devolución.

Este artículo es parte de la Serie Consejos de Diseño de Agosto: 8 Reveladores Artículos Que te Ayudarán a Convertirte en un Diseñador Creativo en Piktochart. ¡Mírala!

4 Compartir
Tweet3
Comparte
Pin
Comparte
+11